“Si sufro un accidente y el hospital sabe que soy donante de órganos, los médicos no tratarán de salvarme la vida.”

Los profesionales de la salud harán todo lo posible para salvarle la vida. La extracción de órganos, ojos y tejidos se realiza una vez certificada la muerte. Un equipo totalmente diferente de médicos se dedica a efectuar la extracción de órganos.

Next

“Pueden coger mis órganos para traficar con ellos.”

Es imposible, no existe ningún caso documentado de algo así en nuestro país. En España es ilegal comprar o vender órganos humanos, está perseguido y penalizado por la ley.

Next

“Los ricos y los famosos avanzan por la lista de espera de trasplantes, mientras que las personas 'normales' tienen que esperar más tiempo para recibir un trasplante.”

La posición en la lista de espera no tiene en consideración factores como la raza, edad, ingresos y clase social. Los factores que sí se tienen en cuenta son el tipo sanguíneo, la urgencia médica, la ubicación geográfica, el tamaño del órgano, la compatibilidad de los tejidos y el tiempo de espera.

Next

“Soy católico y mi religión no aprueba la donación de órganos.”

La mayoría de las religiones principales aceptan la donación de órganos. Algunas lo dejan a elección propia mientras que otras lo promueven, como la Iglesia Católica que lo considera un acto caritativo.

La donación de órganos, después de la muerte, es un acto noble y meritorio, que debe ser alentado.

El Papa Francisco: donar órganos es un gesto de amor...

Next

“Mi familia tendrá que lidiar con los costos médicos de mi donación de órganos.”

Su familia nunca tendrá que pagar por el proceso de donación.

Next

“Si dono mis órganos, el receptor o su familia querrán ponerse en contacto con mi familia constantemente.”

Los datos de su familia no se divulgarán nunca a un receptor. La comunicación entre ambas partes se realiza a través de la Organización Nacional de Trasplantes.

Next

“Mi historial médico está lleno de enfermedades. Mis órganos no son suficientemente buenos para ser donados.”

Las enfermedades no deberían impedir a nadie ser donante. Una sola persona puede salvar o mejorar la vida a varias. Después de la muerte, un grupo de médicos determinará qué órganos son aptos para un trasplante.

Next

“Soy demasiado joven o demasiado viejo para que se puedan usar mis órganos.”

No existen límites de edad para la donación. Dependerá de la salud del órgano, no de la edad del donante. En el caso de los menores de edad, serán los padres quienes tomarán la decisión.

Next

“La donación de órganos y tejidos me dejará el cuerpo mutilado y no presentable para el funeral o el servicio funerario.”

Los órganos donados se extraen mediante un procedimiento quirúrgico similar a la extracción de la vesícula o el apéndice. La donación no desfigura el cuerpo ni cambia su aspecto.

Next

“Una persona puede dejar escrito que es donante o tener el carnet y con eso es suficiente.”

Aunque una persona lo deje por escrito o tenga su carnet, será su familia la que tome la última decisión, por ello, también se puede optar por hacer un testamento vital o de voluntades anticipadas, con la cláusula relativa a la donación de órganos, prevaleciendo así nuestra voluntad a la de nuestra familia.